Las 8 bodas más destacadas del 2018

El 2018 estuvo lleno de bodas felices, hubo enlaces en la realeza, en el mundo del modelaje, en el cine, en el ambiente musical y entre las it girls más famosas de estos tiempos.
Estos son para nosotros los casamientos más destacados de este año y los looks nupciales que nos dejaron boquiabiertas…

La boda de la influencer Chiara Ferragni y el rapero Fedez ha sido tan mediática y divulgada en las redes sociales que hasta tuvo hagstag y nombre propio: #TheFerragnez. La empresaria italiana sorprendió con dos diseños de Dior Alta Costura diseñados por Maria Grazia Chiuri, que tenían la particularidad de ser looks 2 en 1, una tendencia super funcional que llegó para quedarse entre las novias que quieren hacer una entrada triunfal como princesas pero también sentirse cómodas para disfrutar de la fiesta. El vestido elegido para la ceremonia se compone de un mono corto de crochet blanco, mangas tres cuartas y cuello alto, que lleva superpuesta una vaporosa falda de 400 metros de tul. Para la cena, Chiara optó por un modelo clásico de Dior, un vestido de tul y organza de seda corte princesa con una voluminosa falda en tono rosa empolvado que escondía en sus bordados un guiño a su historia de amor: frases de canciones de Fedez, un pequeño león en honor a su hijo Leo, ítems de ciudades donde han vivido y hasta la fecha de la boda plasmada en los breteles. Y para bailar sin parar, la novia cambió esta grandiosa pollera por otra más corta de tul, estilo bailarina, que completó con ballerinas bordadas al tono.

El mundo fashion se deleitó con una boda que sorprendentemente unió a las más importantes editoras jefe que ha tenido la revista Vogue, se trata del enlace de Bee Shaffer (hija de la renombrada Anna Wintour, encargada de la edición estadounidense de la revista) y Francesco Carrozzini (hijo de la fallecida Franca Sozzani, alma de la edición italiana de Vogue). Los novios se casaron primero en Nueva York y luego en Portofino donde lucieron un look 100% italiano, ella con un sencillo vestido midi en color marfil con detalles calados y un delicado velo de encaje hasta la cintura y él con un impecable traje azul.

La modelo Karlie Kloss eligió un increíble vestido de Dior para su boda con Joshua Kushner. Se trata de un traje de líneas clásicas confeccionado en impoluto blanco, con una falda vaporosa que termina en cola y escote strapless sobre el cual se superpone una capa de encaje que completa el escote y da vida a las mangas. Desde el cabello recogido lleva un velo que llega hasta el suelo y para darle más frescura al look añadió un pequeño ramo de flores blancas.

Amantes confesos de la naturaleza, la actriz Hilary Swank y el empresario Philip Schenider sellaron su amor en el encantador bosque de secuoyas de la Reserva Natural de Santa Lucía en California. Elie Saab fue el encargado de cumplir el deseo de la novia confeccionando una pieza romántica y atemporal, tal como ella le había pedido, que reúne el diseño y el trabajo artesanal. Se trata de un vestido largo escote en V que combina encaje, bordados y transparencias, dando como resultado un look etéreo y delicado en el que se distingue una capa que nace desde la espalda y cae sobre los hombros simulando ser mangas cortas. Para el momento del baile, Hilary optó por un vestido más sencillo de largo midi color blanco de Maria Grazia Chiuri para Dior, que combinó con calzado bajo y un blazer al tono.

Una de las historias de amor de la serie “Game of Thrones” traspasó la ficción y se coronó con un final feliz en el castillo de Wardhill, al norte de Escocia, donde se casaron sus protagonistas de la vida real Kit Harington y Rose Leslie. El vestido elegido por la novia fue un auténtico Elie Saab de encaje con cuello bote y mangas largas que tenía un detalle en la cintura y falda con vuelo. Para completar el look llevó el cabello suelto con una corona de flores blancas desde la cual partía un velo largo hasta el piso.

Mención aparte merece la boda del cantante Nick Jonas con la ex Miss Mundo y actriz de Bollywood Priyanka Chopra. Los novios decidieron casarse en la India en dos ceremonias diferentes que incluyeron rituales orientales y occidentales. Para el casamiento que se hizo según la tradición occidental la novia lució un vestido blanco de Ralph Lauren sin mangas bien ajustado al cuerpo sobre el cual llevaba una especie de abrigo de cuello alto y mangas largas, totalmente transparente, bordado y abotonado por delante. Para la celebración hindú, Priyanka usó un vestido color rojo, tal como indica la tradición, diseñado por Sabyasachi Mukherjee que tenía flores de organza bordadas a mano y delicados cristales rojos de Siam.

Sin dudas, el casamiento más esperado del año fue el del príncipe Harry y Meghan Markle, celebrado en mayo en el castillo de Windsor. Para la ceremonia, la flamante novia sorprendió con un look sencillo y natural diseñado por la inglesa Clare Waight Keller para Givenchy, de silueta lánguida, con mangas tres cuartos, escote barco, cintura ceñida y un poco de volumen en la pollera. El verdadero protagonismo quedó reservado para el interminable velo que llevaba bordadas en sus extremos una flor representativa de cada uno de los 53 países que confirman la Commonwealth. Para completar el look, la actriz se inclinó por un maquillaje suave y natural, aros de Cartier y el pelo en un recogido descontracturado sobre el que descansa una tiara de filigrana de diamantes propiedad de la reina Mary de Teck creada en 1932.

Aunque con menos pompas que el evento anterior, Windsor vivió una segunda boda real este 2018, la de Eugenia de York y Jack Brooksbank. Para la ocasión, la novia lució un traje mangas largas de la firma británica Peter Pilotto, confeccionado en jacquard de seda, algodón y mezcla de viscosa, bordado especialmente para la ocasión con flores que simbolizan la historia de los novios: el cardo en representación a Escocia, el trébol en honor a Irlanda, la rosa de York y la hiedra como símbolo de protección, amor y fidelidad. Se trata de un diseño escote en V en la parte delantera y trasera, donde termina con un gran moño del cual sale una eterna cola. Como accesorios llevó una tiara Greville Kokoshnik de platino con diamantes y siete esmeraldas confeccionada por la joyería Boucheron en 1919 que perteneció a la Reina madre y que su abuela, la Reina Isabel II, le prestó personalmente, y un par de aros de diamantes y esmeraldas que le regaló su futuro esposo.

 

By: Lic. Romina Grines

error: El contenido está protegido